El Congreso Estatal de Culiacán rechazó el matrimonio igualitario al registrar una votación de 18 votos a favor y 20 en contra del dictamen que extendía las figuras del matrimonio y concubinato de personas del mismo sexo.

Tras la votación, al grito de "Sí se puedo, sí se puedo", hombres y mujeres vestidos de blanco del Consejo Religioso Estatal festejaron en el salón de sesiones de la sede del Poder Legislativo.

Esta iniciativa al Código familiar ahondó la división entre el grupo parlamentario mayoritario de Morena, que solo alcanzó 18 votos de los 23 de sus miembros, en una sesión donde los ánimos se encendieron en tribuna y entre los asistentes que presenciaron la votación, entre los que se encontraban miembros de organismos de la diversidad sexual, así como de distintas corrientes religiosas.

Fue ayer cuando los miembros de Comisiones Unidas aprobaron el dictamen para legislar en materia de matrimonios igualitarios, con una votación dividida de 8 diputados a favor, 7 en contra.

Los lugares del Congreso se disputaron desde muy temprano entre miembros de la comunidad LGBTTT, a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo; e integrantes del Consejo Religioso Estatal, quienes vestían playeras y blusas blancas y portaban cartelones a favor de la familia "tradicional".

Nota completa AQUÍ.