Guadalupe y Raquel volvieron a escuchar de manera nítida; su familia o amigos ya no les tendrán que repetir lo que están hablando o gritarles. Ellas volverán a conversar y convivir sin problema.

Ambas son mujeres adultas mayores que viven en Acatzingo, que encontraron en la Estancia de Día de la localidad, la oportunidad de realizar diferentes actividades como pintura en cerámica, bordado en listón, danza o jugar dominó.

En la estancia también conviven con otras personas de la tercera edad, que son amigos que han forjado a lo largo de la vida y otros que los han formado ahí. “Nos la pasamos muy bien”, dijo Doña Raquel.

En este lugar donde se mantienen activas se le realizó un examen diagnóstico de capacidad auditiva, el que no salió nada bien. Por la edad han perdido la capacidad de escuchar nitidamente. 

Tras el diagnóstico médico, el cual ya sabían de antemano por la dificultad para entender algunas cosas cuando andan distraídas, fueron canalizadas para ser beneficiarias con un auxiliar auditivo que contribuirá a mejorar su calidad de vida. “Nos informaron de este programa y decidí venir”, dijo la señora Guadalupe.

Doña Raquel, acepta que notó que no escuchaba las conversaciones o sonidos lejanos, por lo que también se inscribió en este programa impulsado por el Sistema DIF Estatal en Puebla.

Según la última Encuesta Nacional de Salud, la sordera producto del envejecimiento es una de las tres condiciones prevalentes en el segmento de adulto mayor y entre las que producen mayor discapacidad, entre ellas riesgo de
caídas y accidentes, problemas cognitivos, demencia senil, y aislamiento social. Combinada con problemas de visión, ha demostrado incluso altos índices de mortalidad.

"A partir de los 60 años es importante hacer una revisión auditiva anual. Si se detecta una audición deficiente, el paciente puede acudir a la ayuda de un audífono que le permitirá seguir procesando los estímulos en lugar de olvidar cómo enfrentarlos", explica a Infobae la fonoaudióloga del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA), Susana Domínguez.

Los problemas auditivos en los adultos mayores se complican más cada año por su declinamiento en las funciones cognitivas como memoria, atención y velocidad de procesamiento mental, afectando todas ellas en el desempeño auditivo y en algunos casos no teniendo sustanciales beneficios con la amplificación por medio de prótesis auditivas.

Se calcula que existen más de 500 mil adultos mayores con problemas de audición en México y solo un 9 por ciento reconoce esta dificultad y por lo tanto usa un audífono. El resto, se acostumbran a no escuchar o al aislamiento.

La dificultad de oir genera otros problemas a partir de la comunicación, deteriorando significativamente las relaciones interpersonales dentro del hogar y con el cuidador, generando frustración y aislamiento, sentimientos que
entorpecen las posibilidades de una buena experiencia de vejez, participación social y expresión afectiva.

Raquel y Guadalupe saben que, con los auxiliares auditivos que recibieron este jueves, podrán reforzar su convivencia familiar al poder formar parte de las conversaciones y actividades con sus seres queridos.

ENTREGAN APOYOS A MÁS DE MIL 400 PERSONAS

En coordinación con la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública, la presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF (SEDIF), Isabel Pensado de Pacheco, otorgó conjuntamente mil 440 ayudas funcionales para personas con discapacidad visual y auditiva.
 
Adicionalmente, el SEDIF proporcionó 308 aparatos ortopédicos a personas con discapacidad motriz y adultos mayores.
 
 Rozzina Dumit Bortolotti, directora de Atención a Personas con Discapacidad del SEDIF, destacó que la entrega de estos apoyos representa una oportunidad para este sector de la población  de reincorporarse a la vida social y productiva.
 
Al evento asistieron las presidentas de los Sistemas Municipales DIF de Cuauhtempan, Aquixtla, Zapotitlán de Méndez, Santiago Miahuatlán, Zongozotla, Tulcingo del Valle, Chietla, Albino Zertuche, Nopalucan de la Granja, San Miguel Xoxtla, Ocoyucan, Juan C. Bonilla, San Nicolás de los Ranchos, San Nicolás Buenos Aires, San Salvador El Verde, Hueytamalco y Domingo Arenas.