En el cuarto aniversario de la desaparición de Paulina Camargo Limón, sus padres piden al gobernador Miguel Barbosa Huerta intervenga en la atención a su caso, para continuar su búsqueda, por lo que podrían buscar un acercamiento con él, refirió Rolando Camargo Muñoz, padre de Paulina.

Abundó que los anteriores gobernadores, Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, no los recibieron para exponerles su caso, por lo que ahora buscarán ser recibidos por Barbosa Huerta, ya sea en las jornadas de atención ciudadana realizadas en Casa Aguayo o mediante una cita, misma que ya fue solicitada al secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla Prieto, al tiempo que reconoció el trabajo desempeñado por la Fiscalía General del Estado.

Al término de la misa dominical celebrada en catedral, oficiada por el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, la madre de Paulina, Rocío Limón Maldonado, refirió las dificultades en la búsqueda de su hija, "estos cuatro años han sido devastadores, hemos vivido diferentes etapas, desde que iniciamos la desaparición de Paulina, el 25 de agosto de 2015”.

Lapso en el que también han contado con el soporte de muchas personas, a quienes refirió su agradecimiento “hemos vivido de todo, hemos conocido a muchas personas, a los colectivos de otros estados que nos han dado el apoyo”.

El presente año, dijo, ha sido de mucho desgaste “especialmente me siento confundida, cansada, es algo que no se le desea vivir a nadie, que nadie debe vivir”.

Paulina Camargo Limón, fue vista por última vez en compañía de José María Sosa, quien fuera sentenciado a 16 años de prisión bajo los cargos de homicidio simple intencional y aborto, al contar Paulina con cuatro meses de embarazo al momento de su desaparición.