El ex gobernador Mario Marín Torres, así como el ex director de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam, y el empresario Kamel Nacif lograron ampararse contra la orden de aprehensión girada en su contra por la denuncia que pesa en su contra por tortura promovida por la periodista Lydia Cacho.

De acuerdo con la resolución del Segundo Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito es para que se cambie la orden de aprehensión considerando la legislación vigente en materia de tortura que tiene el estado de Quintana Roo y dejar sin efecto la orden girada con base en la norma federal, según explicó la autora del libro los "Demonios del Edén".

Por lo anterior la Fiscalía General de la República (FGR) instancia ante la cual se promovió la denuncia de la periodista desde 2005, debe ahora tramitar una nueva orden de detención.


Cabe mencionar que el pasado 11 de abril, un tribunal unitario de Quintana Roo libró orden de aprehensión en contra del ex gobernador, así como de Adolfo Karam Beltrán y de Julián Sánchez Moreno, ex jefes de la policía local y de mandamientos Judiciales de la Procuraduría estatal, respectivamente, y del empresario textilero Kamel Nacif Borge.

La tortura en agravio de Cacho habría ocurrido cuando la periodista fue detenida en 2005 y trasladada por tierra desde Cancún a Puebla, al ser cumplimentada en su contra una orden de aprehensión por delitos de difamación y calumnia.


LEER TAMBIÉN:
FGR podría detener a Mario Marín tras perder juicio de amparo en caso Cacho El ex gobernador de Puebla es buscado por Interpol
Liberan orden de aprehensión contra Mario Marín por caso Lydia Cacho Liberan orden de aprehensión contra Mario Marín por caso Lydia Cacho