Ubicada sobre paseo de la reforma, una de las avenidas principales de la ciudad de México. 

Se encuentra el monumento conocido como La Diana Cazadora.

Cuyo nombre real es La Flechadora de las Estrellas del Norte.
 
Y respondió a la necesidad de mejorar la estética de la ciudad.

El presidente en turno, Manuel Ávila Camacho, encomendó al entonces alcalde de la ciudad de México, Javier Rojo Gómez, el proyecto.

El escultor Juan Fernando Olaguíbel y el arquitecto Vicente Mendiola fueron los encargados y la idea original era hacer un retrato del mito griego de Artemisa.

El 10 de octubre de 1942, se develó la escultura, cuya modelo fue una joven secretaria llamada Elvia Martínez Verdayes.

Ésta permaneció hasta 1968, cuando el entonces regente de la ciudad Alfonso Corona del Rosal, aprovechó la celebración de las olimpiadas de México, para quitarle el taparrabos que se le había colocado a la obra debido a protestas de un sector conservador.

El proyecto no salió del todo bien y al intentar quitar el taparrabos, ésta sufrió daños, por lo que lo más sencillo era fundir una nueva pieza.

La escultura dañada quedó entonces sin espacio y el regente la compró para enviarla a su rancho ubicado en el pueblo de Ixmiquilpan, en el Estado de Hidalgo.

Al pasar los años y una vez que había dejado su cargo político, Alfonso Corona del Rosal, donó la escultura para el beneficio de su pueblo natal.

Y es así como la escultura original de La Diana Cazadora quedó instalada en el jardín principal de éste municipio hidalguense.

@cronicabanqueta