Vecinos que se manifiestaron en Amozoc corrieron a pedradas a Policías Estatales que se presentaron para resguardar la presidencia municipal, además quemaron dos patrullas y vandalizaron un vehículo.

Los lugareños lanzaron piedras contra la presidencia municipal y rompieron ventanas. Los disturbios siguieron por varias horas, y por momentos se amagó con quemar la alcaldía donde estaba el alcalde, sus funcionarios  y ciudadanos que estaban haciendo tramites.

Los inconformes, algunos con la cara tapada, exigieron la destitución del presidente Mario de la Rosa Romero que llegó al cargo con el respaldo de Morena, porque no ha cumplido con diversos compromisos, entre ellos mejorar la seguridad.

Además de la protesta en la plaza principal, un grupo de personas apoyados con pipas , taxis y camiones de volteo, cerraron la carretera federal y la autopista Puebla - Acatzingo, la cual fue reabierta a las 14 horas.
La manifestación fue convocada por el grupo Amozoc Seguro, el cual difundió una lista de seis puntos que resumen la causa de esta protesta.

Según este panfleto, están en contra de la extorsión de policías federales, estatales y municipales contra el transporte mercantil y particular; inseguridad en el país, estado y municipio, y el incumplimiento de contratar 100 policías y comprar 30 patrullas.

Además acusaron nepotismo en el gobierno municipal, "competencia desleal en el comercio y servicios públicos", corrupción, opacidad, desvío de recursos y conflictos de interés, además de obras deficientes.

NO VA A RENUNCIAR

El vocero del Ayuntamiento, Omar Mora advirtió que el presidente municipal no va a renunciar al acusar que los quejosos pertenecen a un grupo con intereses políticos.

Tras esto, elementos de la Guardia Nacional llegaron al zócalo para resguardar a la presidencia municipal y poder rescatar al edil, así como funcionarios y personas que estaban atrapadas en la alcaldía.

Mario de la Rosa abordó una camioneta de la Policía Militar, mientras los pobladores gritaron consignas.