Más de 50 perros fueron envenenados en la colonia Santa Cecilia de San Miguel Canoa; desde el pasado sábado se reportó el hallazgo de los cadáveres en diferentes terrenos baldíos y en la barranca de la zona.

En entrevista para Milenio Puebla, vecinos aseguraron que con este hecho suman tres reportes de envenenamiento de animales, pues señalaron que un sujeto, presuntamente comerciante de pollo, arribó a la comunidad y arrojó vísceras en un terreno baldío, alimento que fue ingerido por los perros.

Juana Sánchez, vecina de la zona, dijo que encontró a su mascota “Roki” sin vida a unos pasos de su vivienda, pese a que en las otras ocasiones "se había salvado mi compañero de vida”.

“Siempre lo tenía amarrado, ya se había salvado de otras ocasiones de comer ese tipo de pollo, pero me dijeron mi yerno e hija que lo soltara para estuviera un rato libre y al otro día lo encontré tirado a un lado de los adornos navideños que aún conservo”, expresó.

Mientras, otra de los vecinas solicitó a las autoridades municipales, en especial al área de Protección Animal, realizar la labor del levantamiento de los animales, ya que la zona se convertiría en un foco de infección para los habitantes.

Comentó que más de 30 familias se encuentran en riesgo de contraer enfermedades respiratorias y gastrointestinales ante los cuerpos en descomposición de los canes.

Asimismo, indicó que no es la primera vez que ocurren este tipo de hechos: “Amanecimos con la noticia de que van más de 50 perros envenenados, pero pedimos el apoyo de los autoridades, porque estos nos afecta debido a que con el aire vuelan todos esos virus que nos ponen en riesgo, viviendo en un foco de infección (…).

Nota completa AQUÍ.