Estoy preocupado. Me imagino que usted también.

Sí, por el coronavirus, por el COVID-19.

De entrada, este lunes empezó la suspensión de clases en nivel básico.

Los burócratas mayores de 60 años o con discapacidad y embarazadas ya tienen autorización para no presentarse en sus centros de trabajo, sin afectaciones en su sueldo

Por decreto del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, fue impuesta clausura temporal en cines, gimnasios, antros, bares, centros nocturnos, casinos, salones de fiesta, parques, zoológicos, museos, balnearios, baños públicos, teatros y auditorios.

A la par fueron advertidas sanciones administrativas y penales en contra de quien contagie Covid-19, en caso de saber que es portador y no sujetarse a la cuarentena; además, están previstas las mismas sanciones contra organizadores de reuniones de mas de 100 personas.

Y la gente empezó a desaparecer de las calles de las principales ciudades.

La mayoría cree que el autoaislamiento terminará el próximo 20 de abril, cuando regresen los alumnos de nivel básico a las aulas.

Para entonces, confían en que disminuirá el costo del dólar, que no perderán su empleo, que evitarán la quiebra.

Más de uno deposita sus esperanzas que los gobiernos federal, estatales y municipales darán apoyos fiscales para mantener el aparato productivo.

Sin embargo, parece que la coyuntura será más larga de lo previsto originalmente

José Luis Alomía, director general de Epidemiología, estimó que el pico más alto de contagios de Covid-19 se presentará a finales de abril y principios de mayo, justo cuando reanudarán las actividades escolares.

Casi dos meses

No me imagino lo que pasará para entonces.

Pero si a todo este escenario le suma a usted el factor político, la cosa se pone peor

O dígame usted si ayuda que el gobernador y la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, estén de pleito.

La semana pasada, la alcaldesa rechazó la intención del mandatario de incluir a Carla Morales como delegada de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Barbosa Huerta denunció que su intención por ocupar la dependencia todavía a cargo de Lourdes Rosales Martínez, tiene el objetivo de realizar su depuración, toda vez que algunos mandos policiacos están vinculados con delincuentes.

Pero, no sólo eso, Barbosa advirtió que podría emitir un decreto para tomar en sus manos la fuerza pública, por lo que Rivera Vivanco promovió una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para impedirlo.

En conferencia de prensa, el gobernador rechazó que vaya a tomar por la fuerza las instalaciones de la SSC, pero, en la tarde, fue desalojada la dependencia municipal del piso que ocupaba en el edificio del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5).

En resumen, echaron a Rosales Martínez y sus colaboradores.

Cuadros, utensilios de papelería y oficina fueron echados en bolsas negras, como si fuera basura.

Así, las cosas.

No creo que los ciudadanos estén tranquilos viendo a sus gobernantes enfrascados en esta riña legal.

Los dijimos la semana pasada: eligieron el peor momento para pelearse.

¿Quién ganará?

No lo se

Lo que sí creo es que perdemos todos en estos momentos.

Si no hay unión, seremos más débiles


Y recuerde: nadie es completamente bueno, ni completamente malo