Ante el llamado de #QuédateEnCasa la Iglesia Católica tuvo que ingeniárselas para que el Domingo de Ramos los fieles puedan bendecir las tradicionales palmas.

Esta mañana en la junta auxiliar de la Libertad, el párroco de la Coronación de Nuestra Señora de Guadalupe, recorrió la colonia en una camioneta llamando a la gente a salir.

Desde  “la sana distancia”, el sacerdote lanzó la bendición y agua bendita para sus palmas, mientras los fieles se acercaban ligeramente al vehículo dejando la seguridad de la banqueta.

Cabe señalar que las misas de esta parroquia y de otras más de la ciudad se están transmitiendo vía Facebook para que los católicos sigan practicado el culto de Semana Santa.

En el Vaticano el Papa Francisco celebró esta mañana el Domingo de Ramos en una Plaza de San Pedro vacía como medida de esta crisis sanitaria de Covid-19 que azota al mundo entero.

En el Domingo de Ramos se recuerda la entrada de Jesucristo en Jerusalén, siendo aclamado por sus habitantes con palmas de olivo.