La pandemia provocada por el COVID-19 ha arrasado con gran parte del comercio en el país, por lo que los vendedores se han visto obligados a cerrar sus negocios, tal es el caso de la dulcería “Los Ángeles de Santa Clara” ubicada en el zócalo de la capital.

Tras 22 años, la dulcería ha tomado la drástica decisión que terminará con una historia de esfuerzo, dedicación y empeño durante mucho tiempo, y es que la dueña del establecimiento, Sonia Hermoso Aquino ha decidido cerrar definitivamente por la considerable disminución de venta y los diversos pagos que tiene que hacer.

"Remate de dulce" es el mensaje que tiene escrito en una cartulina colgada al exterior del negocio, ya que ahora Sonia ha optado por vender toda su mercancía lo más antes posible y ya no acumular más deudas al quedarse en el establecimiento.

La falta de turistas, la renta y muchos pagos que le pide el Ayuntamiento han acabado con este negocio, afirmó, por lo que no puede sustentarse, ya que asegura vende muy poco y no puede sacar mucho dinero para continuar.

Cabe resaltar que el negocio llevaba cuatro generaciones de historia, y ahora termina. Sonia, señaló que la mala racha del lugar comenzó con el sismo en el año 2017, despues de los cierres de las calles, los ambulantes, inseguridad, los estudiantes y ahora la pandemia.

Ahora, Sonia emprenderá la venta de dulces en línea y ella espera que esto funcione para poder dejarle el negocio a sus hijos.