El obispo auxiliar de Puebla,  Felipe Pozos Lorenzini, pidió por el personal médico y personas que han perdido su empleo durante esta crisis sanitaria del COVID-19, cuya enfermedad empieza a tener algunos rebrotes en otras partes del país.

Durante sus últimas misas en Puebla, luego de que asumirá el obispado de la diócesis de Ciudad Obregón, Sonora, pidió que haya “piedad” en este mundo, luego de que la crisis sanitaria sigue agravándose.
, además de los migrantes que pese a la crisis, siguen buscando el denominado sueño americano

“Por los médicos, camilleros, limpieza, trabajo social y administración, por las familias que han perdido a un ser querido, pidamos por los más vulnerables que no tienen techo, hogar, entre otros”.

Cabe precisar que Felipe Pozos asumirá oficialmente la diócesis de Ciudad Obregón, Sonora, antes de la quincena de noviembre y en estos días empezará con algunas actividades que le permitan asumir su nueva encomienda para esa fecha.