Decenas de meseros se manifestaron en el cruce de la 11 sur y la Avenida Reforma para exigir al gobierno estatal que permita a los salones de fiestas reanudar actividades, ya que de dicho sector dependen sus empleos.

Los inconformes se identificaron como integrantes de la Asociación de Meseros Certificados de Puebla y afirmaron que son más de 30 mil las personas que se dedican a ejercer dicho oficio y se han quedado sin empleo a causa de la pandemia.

Pidieron al gobierno estatal que considere la posibilidad de permitir a salones de fiestas y servicios de banquetes reanudar actividades con los protocolos de higiene necesarios y aforos reducidos para prevenir contagios por COVID19.

También solicitaron apoyos económicos o despensas que les permitan sobrellevar la falta de empleo, pues reiteraron que son uno de los sectores que ha estado más tiempo sin trabajar.

Este día también continuó la jornada de protesta de los socios de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Además de realizar el "cacerolazo", trabajadores de algunos restaurantes acudieron a paraderos de transporte público para otorgar gel antibacterial y cubrebocas.