Todos pensamos o nos imaginamos que ésta frase popular muy Mexicana, se refiere para designar cosas u objetos que por su antigüedad denotan lo inútiles, vetustos o estropeados que se encuentran.

La gran mayoría utilizamos ésta frase así, o le damos ese significado, pero en realidad decir: “Es del año del caldo”, se refiere, a esto que te voy a explicar: En el argot de la industria vitivinícola se acostumbra llamar caldo al jugo que se fermenta para producir el vino y como este tipo de vinos, con el tiempo mejoran la calidad, entonces se supone que el año del caldo es aquel en que el jugo se puso a fermentar.

Y ésta costumbre de fermentar los vinos sí que tiene ya muchos años, pues se dice que tiene su origen en el año 5000 a.C. En el antiguo Egipto, creían que fue el Rey Mítico Osiris quien plantó la primera vid en la ciudad de Thyrsa y posteriormente elaboró el primer vino del mundo.

La mitología Griega, atribuye la invención del vino a su Dios Dionisio. Así que la próxima vez que menciones ésta frase “Es del año del Caldo”, sabrás que se refiere; además de lo antiguo y estropeado, al caldo que se produce de la fermentación del vino.