Hola amigos, desde hace varias décadas uno de los elementos que acompañan a los mandatarios presidenciales son los autos en los que se transportan.

Un hecho que marcó para siempre la seguridad en los paseos y traslados fue el asesinato del presidente John F. Kennedy.

Recordemos que estaba en la ciudad de Dallas en un Lincoln 1961 Continental convertible cuando recibió los 2 disparos mortales. A raíz de ese hecho, los autos presidenciales NO volvieron a ser descubiertos, y cada vez se necesitaba más seguridad. Con el paso de los años se fueron desarrollando más y mejores características de seguridad.



Otro hecho importante para mencionar fue el atentado que sufrió el presidente Ronald Reagan, quién pudo salvar la vida por el hecho de que sus escoltas literalmente lo empujaron dentro de su limusina y lo llevaron de inmediato al hospital.

Desde entonces las limusinas que se usan en el gobierno estadounidense son más seguras, más blindadas y autónomas. Hablemos de la última que está en servicio. El desarrollo fue encargado, como desde 1983, a General Motors, con un costo de $ 15.8 millones de dólares.

Cabe mencionar que cada limo tiene un costo individual de $ 1.5 millones de dólares. Cada limusina presidencial recibe el apodo de “LA BESTIA”, y ahora me van a entender por qué. El 24 de septiembre de 2018 fueron entregadas las últimas para el ex presidente Trump mismas que ahora utiliza el recién estrenado presidente Joe Biden.



Dentro de las características que tienen vamos a mencionar las siguientes:

 El chasis proviene de los camiones de carga que antes se llamaban Kodiak.
 Tiene un peso total de 7 toneladas.
 Monta un motor turbo diesel de 6.5 lt, que entrega 11.1 km/gal de combustible.
 La carrocería esta hecha de un compuesto de aluminio, acero y titanio, capaz de soportar cohetes y armas químicas.
 Tiene 5.5 mt de largo y 1.7 mt de alto
 Los cristales de las puertas están compuestos con 5 capas de vidrio y policarbonato, únicamente el del piloto puede bajar un máximo de 7 cm.
 Las puertas tienen un espesor de 20 cm y pesan lo mismo que la puerta de un avión Boing 757. Al cerrarse se sellan evitando un posible ataque con armas biológicas.
 Neumáticos son runflat, es decir, aun ponchados pueden andar a alta velocidad por más de 100 km, además de tener un recubrimiento de acero y kevlar.
 El piso está reforzado para soportar explosiones de bombas y minas explosivas.
 Tiene cámaras de visión nocturna.
 Sistema GPS de última tecnología con teléfono directo al vicepresidente y al ejército dentro del pentágono.
 Iluminación interior artificial.
 Sistema médico con bolsas de sangre del tipo del presidente en caso de sufrir un atentado.
 En el frente tiene un lanza granadas de gas lacrimógeno.
 En la parte trasera tiene un sistema de lanza granadas de gas lacrimógeno, sistema contra incendios, dispensador de cortinas de humo.
 El chofer es agente del Servicio Secreto del gobierno estadounidense especialmente entrenado para manejar a LA BESTIA.

Creo que con toda esa información ahora entienden el por qué del apodo que lleva el auto más seguro del mundo.



Por último les voy a comentar dos detalles muy interesantes: Primero, para poder transportar a LA BESTIA cuando el presidente sale de gira, se usa un avión C-17 Globmaster exclusivamente para los autos que forman la comitiva de seguridad.



Segundo, existen varias limusinas idénticas al servicio del gobierno, pero SOLAMENTE cuando se sube el presidente entonces se convierte en CADILLAC ONE, el auto oficial del mandatario. Sin duda alguna, es el auto MÁS SEGURO DEL MUNDO.

Espero que les haya gustado y los veo en la siguiente.