Integrantes en Tlaxcala de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas A.C. (AMOTAC) se sumaron este día al paro nacional y llevará a cabo una marcha lenta hacia la capital Tlaxcalteca para exigir un alto al aumento del peaje en las casetas de cuota en autopistas y puentes del país, así como al exceso de cobro por el arrastre de grúas, abusos de autoridad y alza en combustibles.

La concentración inició a la altura de Ciudad Judicial en el libramiento Apizaco-Huamantla, donde fueron convocados 70 de los más de 2 mil 300 transportistas afiliados a la asociación. Ahí mantendrán un paro sumándose así a la convocatoria que hay a nivel nacional.

Sin embargo, planean emprender una marcha lenta hacia la capital Tlaxcalteca, pasando por la ciudad de Apizaco, por lo que se podría generar caos vial a su paso, motivo por el cual el delegado de la Amotac en Tlaxcala, Paulino Hernández Mendoza pidió la comprensión de la ciudadanía, además porque mencionó que de no generarse un mesa de diálogo con el gobierno para atender sus demandas podrían iniciar un cierre de carreteras.

Hernández Mendoza, comentó que los más de 2 mil 300 transportistas afiliados a la Amotac han sido afectados por la pandemia, pero además de manera permanente por los abusos que las autoridades han cometido siempre.

"Aquí en Tlaxcala tenemos principalmente la inconformidad por los cobros excesivos de las grúas, además los cobros recaudatorios que tenemos en las ciudades y en los municipios que tenemos que entrar para poder descargar los productos", comentó.

Pero además entre las exigencias de los transportistas están: alto a los incrementos de cobros de peaje en las carreteras del país; aplicación de la norma 012-SCT con respecto a peso y dimensiones a los autotanques dobles remolque de PEMEX y combustibles; que se retiren los retenes en los estados de Sinaloa, Sonora y Baja California, haciendo filas y esperando hasta 15 horas y al pasar un retén no es respetado en el siguiente reten.

También exigen que se retiren y cancelen las concesiones a los servicios de grúas por cobros excesivos por el retiro de circulación a los dobles remolques; se frenen los abusos por parte de elementos de Guardia Nacional, tránsito estatal y tránsito municipal hacia el sector transporte.