Con poca convocatoria, mujeres realizaron el perfomance “Un violador en tu camino” en las inmediaciones de Casa Aguayo para exigir a las autoridades de Puebla la legalización del aborto y acciones para garantizar a las mujeres el acceso a una vida libre de violencia.

En un pronunciamiento, integrantes del colectivo Coatlicue Siempre Viva señalaron que en medio de la pandemia de Covid-19 tuvieron que salir a las calles a demandar los derechos de las mujeres, porque el Congreso local está incumpliendo los acuerdos que pactaron tras la toma de la sede del Legislativo el 24 de noviembre de 2020.

Señalaron que parte de los puntos del pliego petitorio era la aprobación de la Ley Agnes la cual fue aprobada recientemente, sin embargo aún están pendientes la interrupción legal del embarazo y las acciones para garantizar seguridad a las mujeres, pues a casi dos años de cumplirse la emisión de la Alerta de Género en Puebla se desconocen sus resultados.

“No es posible que la seguridad jurídica se siga atrasando (…) es necesario que se tome en consideración a las desaparecidas, víctimas de feminicidos, trata, maltrato”, expresaron.

Posteriormente, las asistentes que portaban playeras negras y pañuelos verdes recrearon el ya conocido performance “un violador en tu camino”, sobre la 14 oriente a un lado de la iglesia de San Francisco, pues Casa Aguayo permanece cercada.

Sin embargo, al sitio se acercaron representantes del gobierno de Puebla a quienes entregaron un oficio que incluye sus demandas y solicitando una reunión con el gobernador Miguel Barbosa Huerta o con miembros de su gabinete, así como con la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla.