Uno de los momentos más complicados que podemos atravesar, es el de saber que nos tienen que operar, pues inmediatamente vienen a nuestra mente los miedos y preocupaciones pero sabemos que al final, nos sentiremos mejor. Sin embargo, enfrentar la cirugía de un niño, es complemente diferente, pues la ansiedad que experimentan tanto los padres como los niños, suele retroalimentarse y hacer más complicado el proceso preoperatorio e incluso influir en la recuperación.

Es por ello, que se recomienda que se pueda preparar al niño, previo a una cirugía y para ello, lo más importante es que los padres se encuentren lo más informados posibles para poder trasmitir confianza al niño. De la misma manera, es indispensable recurrir a un profesional que esté acostumbrado a tratar con niños, para que pueda hacerlo sentir seguro. Para poder aclarar algunas dudas al respecto, hablamos con la Dra. Daniela Carolina Morales López.

Antes que nada, de parte de Urbano te agradezco mucho el tiempo que nos dedicas. ¿Podrías empezar por contarnos un poco sobre ti?

Soy médico cirujano egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas, postgraduada en Cirugía Pediátrica del Centro Médico Nacional “La Raza”, IMSS, con certificación y recertificación por el Consejo Mexicano de Cirugía Pediátrica. Me encuentro ejerciendo como especialista desde el 2014 en IMSS Puebla, he participado como profesora titular e invitada en cursos postécnicos, actualmente adscrita al Hospital General de Zona No.20.

¿Qué es un cirujano pediátrico?

Es aquel cirujano que tiene una formación especial para tratar exclusivamente a niños. Esta preparación profesional requiere de entre 13 y 15 años aproximadamente, lo que nos permite adquirir la experiencia de conocer las necesidades de los niños durante todas sus etapas de desarrollo y determinar que niño amerita un procedimiento quirúrgico.

¿Qué tipos de tratamiento brindan los cirujanos pediátricos?

Los cirujanos pediatras nos encargamos del diagnóstico, del cuidado preoperatorio, operatorio y postoperatorio de los problemas quirúrgicos, ya sean congénitos o adquiridos, que se presenten en los niños. Así mismo, cooperamos con todos los especialistas que tratan a los niños, para determinar si la cirugía es la mejor opción para mejorar la calidad de vida de los pequeños

¿Cuál es el rango de edad que atiende un cirujano pediátrico?

Atendemos a todos los niños, lo que implica desde el recién nacido, en sus primeras horas de vida, pasando por el lactante, el escolar hasta llegar al adolescente, que sería hasta los 18 años de edad

A partir de la pandemia, ¿has notado si se ha pospuesto la atención a la salud de los niños? En cierta medida si se ha pospuesto la atención a la salud de los niños, debido a la pandemia, a nivel institucional público, entramos en contigencia, lo que significa que únicamente se están atendiendo urgencias, no hay consultas ni es posible programar cirugías electivas, lo cual lleva a un rezago para aquellas enfermedades que ameritan cirugía, y a nivel privado, se sigue brindando la atención pero desafortunadamente, la economía se ha visto también muy afectada en este año de pandemia, lo cual dificulta a muchos padres.

¿Qué consejos podrías darle a los papás cuyos niños tengan que ser operados?

Si los papás y/o su pediatra de confianza, sospechan de alguna enfermedad congénita o adquirida que requiera de cirugía, les aconsejaría que busquen o soliciten la valoración de un cirujano pediatra, ya que es el especialista quien de acuerdo a su valoración, realizara el diagnóstico definitivo y les dirá si realmente amerita o no la cirugía; así mismo es el único quien te podrá explicar con todo detalle en que consiste el procedimiento quirúrgico que amerita tu hijo y te podrá resolver todas las dudas que tengas al respecto.

¿Qué patologías son las que más operas en el día a día?

De las patologías más frecuentes están las hernias inguinales, las hernias umbilicales, testículos no descendidos, fimosis, apendicitis, quistes sebáceos, enfermedad por reflujo gastroesofágico, hipertrofia de píloro, por mencionar algunas. Hasta las menos frecuentes, que son patologías congénitas del recién nacido (malformaciones anorectales, atresias intestinales)

¿A qué desafíos te enfrentas profesionalmente a partir del COVID?

El desafío más grande es enfrentarse a esta nueva enfermedad por COVID-19, que presenta diversas sintomatologías en los niños, por lo general y la mayoría de los casos asintomáticos, y en otros casos presentan sintomatología leve. Aun no hay suficientes estudios, pero lo que he notado en mi práctica diaria, es que hemos operado a niños por apendicitis que aparentemente no presentan síntomas de COVID y que en las primeras horas del posoperatorio comienzan con síntomas respiratorios, que pueden incluso pueden necesitar de oxigeno suplementario.

¿Qué tan inmunes son los niños al COVID?

Cuando inició la pandemia, se llegó a mencionar que los niños no se contagiaban de COVID, pero actualmente hemos visto, que los niños no son inmunes, claro que se pueden contagiar, pueden ser asintomáticos, o presentar sintomatología leve, aunque algunos han enfermado de gravedad, sobre todo en niños con patologías crónicas previas como la insuficiencia renal, por poner un ejemplo, lo cual ha llevado a un incremento en la mortalidad de estos pequeños. Y algo que también se ha descubierto es que algunos niños están presentando síntomas causados por la inflamación en todo el cuerpo, a veces varias semanas después de haberse infectado con el virus.

¿Cuentas con consultas online? Si alguien quiere contactarte, ¿Cómo lo puede hacer? Claro, tengo consulta online y presencial con todas las medidas de seguridad sanitaria. Y me pueden contactar al teléfono 222 844 9406

¿Algo más que quieras agregar? Si, algo muy importante y que no se debe olvidar, es que los niños no son “adultos pequeños”, por lo que deben ser operados solo por cirujanos pediatras certificados.