Más de mil trabajadores de Salud realizan una marcha del zócalo a la Secretaría General de Gobierno, con el fin de exigir al gobernador José Antonio Gali Fayad aumento en la seguridad y de ser necesario incrementar la presencia de elementos del Ejercito y la Marina en municipios considerados como foco rojo.

Encabezados por su dirigente de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) Patricia Elizabeth Parra Maldonado, denunciaron que han sido víctimas de las bandas del crimen organizado.

La especialista en ginecología aseguró que han notificado a la Secretaría de Salud (SS) y a la Secretaría General de Gobierno (SGG) que sus afiliados han sido secuestrados para obligarlos a atender a integrantes de bandas delincuenciales en Cañada Morelos e Izúcar de Matamoros, entre otros.

En cuanto a otros hechos delictivos, destacó el caso del apuñalamiento de una enfermera del Hospital de la Mujer en Tehuacán y otros casos mas de personal cuyos vehículos son baleados en su trayecto a centros de trabajo.

En entrevista, Parra Maldonado dijo que en lo que va del año han sumado 15 casos de este tipo, pero reconoció que no han sido notificados a la Fiscalía General del Estado (FGE).