El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap), Alfonso Esparza Ortíz rechazó la reunión propuesta por el titular de la Auditoria Superior del Estado (ASE), Francisco Romero Serrano para dialogar sobre la auditoria preventiva contra la máxima casa de estudios.

A través de una carta, el rector manifestó que la legalidad no está sujeta a negociación; a la par se informó que desde el 17 de diciembre de 2019 se solicitó a la Auditoria Superior de la Federación (ASF) realizar la fiscalización a los recursos federales que pretende auditar la ASE, violando la autonomía y excediendo sus facultades.

"El diálogo es sobre la discusión de un asunto con la intensión de llegar a un acuerdo. El entregar la información que indebida e ilegalmente solicita, incluso acudir a una invitación que me hace en uso de las facultades que le conceden las disposiciones legales, resultaría en una convalidación de un acto que es inconstitucional y que atenta contra la autonomía de esta casa de estudios", sentenció el rector. Fue el subcontralor de la BUAP, José Ibaldo Ramírez quien fijó la postura ante medios de comunicación, y leyó la carta que el rector envió a Romero Serrano, entregada y sellada por la ASE.

En la rueda de prensa indicó que están aún revisando las acciones legales para defender a la institución de las actuaciones de la ASE.