A un año del surgimiento del movimiento estudiantil poblano Asamblea Universitaria 25/02, el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz se sumó a quienes demandan justicia para tres estudiantes de Medicina y el conductor de Uber asesinados en Huejotzingo en 2020.

Como se recordará, el 24 de febrero de 2020 aparecieron sin vida los cuerpos de Ximena Quijano Hernández y José Antonio Parada Cerpa, estudiantes de intercambio en la Upaep; así como de Francisco Javier Tirado Márquez, estudiante de la Facultad de Medicina de la BUAP; y de José Emmanuel Vital Castillo, conductor de una unidad del sistema Uber, en la junta auxiliar de en Santa Ana Xalmimilulco en Huejotzingo, Puebla.

Un día después, estudiantes de la BUAP conformaron la Asamblea Universitaria 25/2 que mantiene la exigencia de justicia por el multihomicidio y seguridad para la comunidad universitaria de todo el estado.

Dichas peticiones las respaldó nuevamente Esparza Ortiz en su cuenta de Twitter donde mencionó las etiquetas que se hicieron tendencia nacional hace un año: #MegaMarchaUniversitaria #NiUnaBataMenos, junto con los nombres de cada una de las víctimas.

La publicación la acompañó de un vídeo de 41 segundos que agrupa fotografías de las marchas de estudiantes portando batas blancas. Por su parte, la Asamblea Universitaria 25/2 emitió un comunicado en el que señala que se mantienen en pie de lucha para exigir justicia para sus compañeros, así como seguridad para la comunidad estudiantil.

“Han pasado muchas cosas desde entonces, se han logrado algunos cambios y seguimos firmes en exigir justicia para nuestros compañeros y seguridad para todos. ¡Un año después, seguimos en pie de lucha, por ellos, por ustedes y todos nosotros! A la memoria de Ximena, José Antonio y Francisco Javier ¡Presentes!”, destaca el documento.