El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla fortalece la recuperación del “Programa de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos”, con el fin de dar calidad de vida a los pacientes que están en espera de un órgano o tejido.

Cabe señalar, que ante la emergencia sanitaria por SARS-CoV-2, el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) atendió urgencias nacionales (es la condición grave del receptor que requiere en de manera inmediata un trasplante de corazón e hígado). Con relación a córneas y trasplante renal, se atendieron asignaciones prioritarias; en el caso de trasplante renal, está indicado para el paciente que no tiene la posibilidad de recibir un tratamiento sustitutivo de la función renal; y de riesgo de la pérdida del globo ocular en el caso de córnea, expresó la Coordinadora Hospitalaria de Donación del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20 “La Margarita”, doctora Rocío Techalotzi Cano.

El IMSS en Puebla reactivó el proceso de donación y trasplantes, de acuerdo con las recomendaciones del Plan para el Reinicio de los Servicios de Salud Diferidos por la Contingencia por COVID-19 del IMSS, alineados con lo emitido por la Secretaría de Salud, con la finalidad de dar una esperanza y calidad de vida a los pacientes que están en espera de un órgano o tejido.

Existen más de 23 mil personas que esperan, a nivel nacional, de una oportunidad de vida con un trasplante, expresó la Coordinadora Hospitalaria de Donación del HGZ No. 20 “La Margarita”, doctora María del Rocio Techalotzi Cano.

Para ser donador vivo relacionado no basta con manifestar en vida la voluntad y disposición de donar órganos y tejidos, debe cumplir con especificaciones como: ser mayor de edad, gozar de buena salud física y mental, someterse a una evaluación médica previa, a fin de determinar su compatibilidad con el receptor del órgano o tejido, enfatizó.

El donante vivo debe ser compatible con el receptor del órgano, pueden ser parientes consanguíneos o familiares cercanos, siempre y cuando se demuestre ante el Comité Interno de Trasplantes su relación afectiva. En tanto que la donación de personas fallecidas es anónima.

Respecto a la donación cadavérica, se aborda a sus familiares (disponentes secundarios) sobre la voluntad de donación; en el caso de presentar muerte encefálica, se puede donar órganos (corazón, hígado, riñones, páncreas y pulmones) y tejidos (córneas, tejido músculo esquelético, piel, tendones y válvulas cardiacas); por parada cardiaca exclusivamente tejidos. Recalcó que la donación es un acto de amor, es altruista y voluntaria

Recordó que en septiembre del 2020 se llevó a cabo la primera donación durante la emergencia sanitaria. El procedimiento tiene ahora mayor complejidad, para evitar contagios por COVID-19, se llevan a cabo estrictos protocolos de bioseguridad con pruebas PCR para SARS- CoV-2 tanto a los donantes y a los receptores, así como medidas sanitarias para protección del personal de salud.

En lo que va del año se han realizado siete donaciones de córneas en el Hospital de “La Margarita”, con la suma de esfuerzos se continua con el programa de donación en conjunto entre HGZ No. 20 “La Margarita” y la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades “San José”, encargada de realizar el trasplante, dijo la doctora.