Desde hace unos meses la Universidad de Oxford está trabajando en una vacuna contra el Covid-19, y recientemente aseguraron haber hecho un avance considerable con “resultados prometedores”.

Los ensayos en alrededor de 1,000 humanos han estimulado la respuesta inmune necesaria para que los científicos se muestren entusiasmados. Ellos explican que la vacuna genera los anticuerpos y las células T necesarios para combatir a la enfermedad, aunque deben demostrar que su combinación es suficiente para evitar la infección.

David Carpenter, presidente del comité de Ética de Investigación de Berkshire, quien trabaja con el grupo de científicos, dijo: “Nadie puede poner fechas finales…las cosas podrían salir mal, pero la realidad es que al trabajar con una gran compañía farmacéutica (AstraZeneca), esa vacuna podría estar disponible para septiembre, y ese es el tipo de objetivo en el que se esta trabajando”.

Por su parte, el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock dijo que lo mas probable es que la vacuna esté disponible hasta 2021, ya que se tienen que hacer más pruebas aún.