Google y Apple anunciaron este martes un nuevo sistema que permitirá a las autoridades de salud pública utilizar los teléfonos inteligentes para ayudar en el rastreo de contactos sin tener que crear una aplicación.

Este sistema lleva por nombre Exposure Notifications Express y permitirá a los funcionarios de salud pública enviar un archivo de configuración a Apple Google y ambas compañías lo usarán para configurar sistemas en los que los propietarios de teléfonos pueden optar por determinar si han estado cerca de alguien que haya dado positivo al nuevo coronavirus.

En el caso de iPhone, una nueva versión del sistema operativo iOS se podrá instalar el martes y alertará a los usuarios si hay un sistema de notificación de exposición disponible por parte de las autoridades sanitarias locales y permitirá configurarlo sin descargar ninguna aplicación.

En los dispositivos Android, los usuarios también recibirán un mensaje del sistema operativo del teléfono, pero aún tendrán que descargar una app generada automáticamente.

Los primeros lugares en los que se utilizará el sistema serán en Maryland, Nevada, Virginia y Washington en Estados Unidos. Este sistema funciona junto con las herramientas que ambas compañías lanzaron en mayo y que permiten a los funcionarios de salud pública crear aplicaciones que permiten que los dispositivos iPhone y Android usen señales Bluetooth para detectar la proximidad de una persona que ha dado positivo.

Las aplicaciones son cada vez más compatibles entre sí, lo que permite el seguimiento transfronterizo.

Las aplicaciones son cada vez más compatibles entre sí, lo que permite el seguimiento transfronterizo.