La sonda china Chang’e 5 halló la primera evidencia “in situ” de agua en la superficie de la Luna, comunicó un artículo publicado en la revista Science Advances por investigadores de la Academia China de las Ciencias (CAS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la publicación, un dispositivo a bordo del módulo de aterrizaje de la misión de exploración lunar del país asiático midió la reflectancia espectral del regolito y la roca y detectó agua por primera vez.

Se detalla que el suelo lunar en el lugar de aterrizaje de la sonda contiene menos de 120 partes por millón de agua, es decir, 120 gramos de agua por tonelada, recoge el medio La República citando el estudio.

Los expertos creen que el viento solar, al llevar en su corriente hidrógeno, fue lo que provocó mayor humedad en la superficie lunar. Además, detallan que la Luna se volvió más seca debido a la desgasificación de la reserva de su manto.

Con esa misión, China se convirtió en el tercer país en haber extraído material del satélite natural de la Tierra, detrás de Estados Unidos (1960) y la Unión Soviética (1970).

El descubrimiento confirma observaciones anteriores hechas por la NASA gracias a su Lunar Reconnaissance Orbiter, una sonda espacial que orbita alrededor de la Luna, y al telescopio de infrarrojos SOFIA.

Las misiones indicaban que el agua podría estar distribuida por toda la superficie lunar y no solo en los polos, como se creía hasta entonces.


F. ADN40