La violencia intrafamiliar aumentó un 30% a consecuencia de la pandemia. A través de la dirección jurídica del DIF, este año se han recibido 81 reportes de derechos vulnerados y violencia familiar de los cuales 13 han sido de adultos mayores: 9 mujeres y 5 hombres, informó la presidenta del DIF municipal, Liliana Ortiz.

Por su parte, la directora del DIF Municipal, Carolina Morales García detalló que los principales abusos que sufren son: físicos, psicológicos, de abandono y económicos; los cuales son reportados a través de llamadas anónimas de vecinos.

“Hay muchos casos donde sufren abuso físico, psicológico y económico. Hay muchos casos donde los abuelos ya dependen de la familia y es cuando se ven vulnerados… Tuvimos un caso de una persona que se comunicó con nosotros, era una notaría pública donde una persona de la tercera edad acudió con su familia y le dijo a una de las personas de la notaría que lo estaban llevando para que su familia pudiera poner sus escrituras a nombre de los familiares”.

Morales Garcia mencionó que luego de los reportes que recibereciben, la dirección jurídica acude al lugar para después dar apoyo psicológico. En algunos casos contó, que se les vincula a una casa de asistencia.

Supermercados se niegan a darles trabajo de empacadores:

Relacionado al tema señaló que en el DIF municipal se tienen registrados actualmente a 965 adultos mayores que son empacadores voluntarios en supermercados, los cuales forman parte de los 1500 que se habían quedado sin este empleo a causa de la pandemia, restando asi 535 que aún no han vuelto a su puesto de empacador comercial.

Por tal razón, hizo un llamado a las empresas para que permitan que ellos puedan realizar este trabajo, ya que algunas no continuaron dándoles acceso después de la pandemia. Cabe decir que para algunos ese era su único ingreso.