La esposa del prisionero es un extraordinario relato de pasión y valentía, contado a Maggie Brookes por quien fuera un soldado cautivo durante la segunda guerra mundial, y que la llevó a la actual República Checa, Polonia y Alemania en un viaje de investigación, donde redescubrió aspectos hace tiempo olvidados acerca del conflicto.

Luego de varias aventuras tras haberse enlistado en el ejército, Bill King es capturado en Tobruk, en Libia, durante la campaña del desierto entre británicos y alemanes; pasa cinco años cautivo, primero de los italianos y luego de los nazis, quienes lo llevarán junto a Harry, su mejor amigo, hasta Checoslovaquia como trabajador forzado, en violación a las leyes de guerra.

Destinados a una granja, Bill no hubiera esperado conocer allí a Izabela, una hermosa y valiente joven de 20 años, de la que queda prendado y a la que unirá su destino en una relación intensa que los llevará primero a una fuga temeraria ante el temor de que ella sea violada por los rusos, que ya avanzan hacia esas tierras, o que él sea fusilado por los nazis. Jugándoselo todo, ella se disfraza como hombre, lo que hará que terminen juntos en un campo de concentración, manteniendo en secreto su verdad y esperando no solo salvar la vida sino su matrimonio frente a la peor de las adversidades.

«…Bill siguió mirándome, de manera descarada y analítica, y yo levanté la barbilla y miré hacia atrás. No fue amor a primera vista, ni siquiera lujuria, pero había algo: una fricción metálica, un tipo de desafío lanzado y devuelto.»


Maggie Brookes, experiodista y productora británica de televisión en la BBC, es poeta y novelista, además de consejera y miembro del Royal Literary Fund, y profesora asociada de escritura creativa en la Universidad de Middlesex, en Londres, desde 1990. Vive entre Londres y Whitstable, Kent, y tiene dos hijas adultas. Ha publicado cinco libros de poesía en el Reino Unido como Maggie Butt, su nombre de casada.


F. Grupo Planeta