La guerra de Crier (Crossbooks) es la primera novela publicada de Nina Varela y el primer tomo de una saga innovadora que cautivará a los lectores por la elegancia de su prosa y lo ambicioso de su propuesta. En esta entrega nos introduce a los personajes y describa las relaciones que hay entre ellos.

Los automas, androides perfectos que alguna vez fueron juguetes de los humanos, han tomado el poder; tienen sometida a gran parte de la humanidad, mientras guardan en secreto la fuente de energía que les da todo lo que necesitan, un misterioso polvo mineral. Pero los humanos no se han rendido; disfrazados como sirvientes, espían a la realeza automa para conocer sus debilidades antes de intentar asestar el golpe mortal que les devolverá la libertad.

Luego de salvarle la vida, Ayla se convierte en doncella de la princesa Crier, heredera al trono y prometida del principal guerrero automa, con lo que tiene el poder para convertirse en la mano ejecutora que la rebelión humana necesita. Pero entre ambas surge una atracción irresistible en medio de intrigas palaciegas, una sucesión irresuelta y secretos que pueden decidirlo todo para un bando u otro.

“Cuando estaba recién creada y aún era frágil, con la piel nueva, suave y brillante, el padre de Crier, el rey Hesod, le dijo: «Siempre fíjate en los ojos. Así podrás saber si una criatura es humana. Todo está en los ojos». Crier pensaba que su padre le hablaba metafóricamente, que quería decir que los humanos poseían algo parecido a un poder especial. El amor: una linterna que ilumina sus corazones; el hambre: un calor líquido en sus barrigas; las almas: pozos oscuros en sus ojos.”

La guerra de Crier revela la capacidad de Nina Varela para crear todo un mundo de ciencia ficción fantástica de manera explosiva y ambiciosa. Además, analiza la manera en que, más allá de orígenes y condicionamientos, de la idea del deber, la pasión puede guiar nuestras decisiones. En ese sentido se convierte en una obra en donde ciertos valores rigen el comportamiento de los personajes que presenta.

Nina Varela nació en Nueva Orleans, pero pasó la mayoría de su infancia jugando en el bosque de Durham, Carolina del Norte, donde juagaba a construir casas para hadas y duende. Ahora, Nina vive en Los Ángeles con su pequeño y travieso perro. Escribe guiones y cortos de ficción sobre chicos queer que derrocan monarquías y patriarcados. Su literatura ha sido ampliamente aceptada en diversos círculos, particularmente juveniles.