Con la finalidad de prevenir contagios de COVID19, el Comité Olímpico de Tokio 2020 decidió colocar camas antisexo en los espacios donde se hospedarán los atletas.

Las camas soportan el peso de una sola persona; si se sube otra más se romperá, dijeron los organizadores. Los muebles en cuestión están elaborados con cartón por lo que son cien por ciento reciclables.

Se estima que se han armado  más de 18 mil camas que soportan un peso máximo de 200 kilógramos . 



"Estas camas difícilmente podrían soportar el peso de dos personas, ya ni se diga una celebración eufórica. Por supuesto, la madera y el cartón se romperían si saltas sobre ellas”, señaló Takashi Kitajima, gerente general de la Villa Olímpica.

Para esta edición de los Juegos Olímpicos, los atletas deben abstenerse de dar abrazos y estrecharse la mano, mantener un metro y medio de distancia entre ellos, evitar espacios cerrados y usar el transporte habilitado por la organización.

Además de camas sustentables, también las medallas, antorchas olímpicas y podios ya se han hecho con materiales reciclados.


(Con información de El Financiero)