Puebla y Tlaxcala son dos de las entidades con el menor registro de negocios o unidades económicas que digitalizaron sus actividades y servicios durante la pandemia, refiere la Estadística a propósito del día mundial del internet que publica este día el Inegi.

La digitalización no solo es abrir un sitio web, sino digitalizar todos los procesos de la empresa y lograr la reconversión del tejido empresarial en un contexto donde prevalece la sana distancia y las medidas sanitarias que impiden la relación interpersonal.

La pandemia aceleró el tren de la era digital comercial que ha salvado no solo a negocios tradicionales sino a las nuevas unidades económicas con lazos digitales en sus procesos de compra-venta.

En este contexto, el comportamiento de los negocios en Tlaxcala y Puebla corre por caminos opuestos; por un lado, el Inegi destaca que ambas entidades ocuparon el lugar uno y tres con la mayor creación de unidades económicas durante la pandemia: las cifras indican que en Tlaxcala nacieron 19.31 por ciento de negocios y en Puebla 18.26.

Por otro lado, solo 12.6 y 14.8 por ciento usó internet para el desarrollo de sus actividades como pequeñas y medianas empresas, es decir, nueve de cada 10 negocios no han entrado a la era digital.

En el mapa sobre la digitalización de las unidades económicas del país, se observa que el mayor proceso de digitalización se ubica en el norte y disminuye poco a poco hacia el sur para que, justo en la barrera de estados que delimitan las zonas geográficas entre Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, a excepción de Ciudad de México, uno de cada 10 negocios recurre a los canales digitales.

Los estados con las mayores unidades económicas que usan internet son Baja California Sur con 39.7 por ciento, Baja California con 36.2, Nuevo León 36, Quintana Roo 35.7 y Sonora 34.3 por ciento; en contraste, los que menos son Guerrero con 1.1 por ciento, Oaxaca 11.6, Chiapas 12.3, México 12.6, Tlaxcala 12.6 y Puebla 14.8 por ciento.

Los principales usos de internet en las unidades económicas son la búsqueda de información sobre bienes y servicios, los trámites o gestiones gubernamentales y las operaciones bancarias y financieras.

Por actividad, los sectores de la manufactura, el comercio y los servicios privados no financieros son los que han digitalizado las principales funciones, sobre todo para las operaciones bancarias, trámites o gestiones gubernamentales, búsquedas de información sobre bienes y servicios y para la gestión de sus empresas.