Al menos 35 table dance, bares y antros han cambiado de giro en la capital y municipios de la zona conurbada, como Amozoc y Cholula, para evitar ir a la quiebra, informó Gilberto Méndez Morales, representante legal de la Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna.

En entrevista con URBANO, señaló que a más de un año de que la pandemia por COVID19 obligó a todos estos giros comerciales a suspender actividades, todavía no hay respuesta de las autoridades para que se les permita volver a funcionar.

Por lo anterior, admitió que varios han optado por convertirse en restaurantes o negocios dedicados a la venta de alimentos para poder subsistir y mantener sus locales.

Méndez Morales señaló que varios de los establecimientos que han cambiado de giro están ubicados en avenidas importantes de la ciudad como la recta a Cholula, el boulevard Forjadores o la Calzada Zavaleta.

Admitió que en varios de los casos las licencias de funcionamiento en la modalidad de restaurante siguen en trámite, ya que los dueños habilitaron los espacios lo más rápido posible para poder reactivar su fuente de ingresos.

Por último, remarcó que el gremio al que representa se ha visto obligado a realizar este tipo de modificaciones porque a pesar de que la entidad poblana ya está considerada en semáforo epidemiológico verde el Estado no les permite reanudar actividades.