En este 2021, viticultores poblanos estiman alcanzar una producción de alrededor de 80 toneladas de uvas para la producción de hasta 35 mil botellas de vino, informó el empresario Miguel Hernández.

En entrevista telefónica, señaló que la semana pasada la caída de granizo en algunos de los cultivos causó una pérdida de entre 25 y 30 toneladas de vid a los productores.

Sin embargo, destacó que con el aumento de 12 hectáreas para la producción de vid, se rebasó la producción de 2020, que fue apenas de 9 mil botellas.

“Ya tuvimos una pérdida, pero a pesar de ella vamos a crecer exponencialmente unas 25 mil botellas.

Indicó que el viernes de la próxima semana –23 de julio—se recolectarán las primeras uvas de piel verde que estarán destinadas a la elaboración de chardonnay.

Posteriormente, se seguirá con la uva para vinos rosados, pinotnoir; mientras que del 5 al 8 de agosto pinotnoir para vino tinto.  

En tanto, que para la primera quincena de septiembre se colectará syrah, que es una cepa más tardía porque requiere una maduración más lenta.

El enólogo señaló que aunque se cuenta con un volumen importante para “vestir” los 200 años del Chile en Nogada, las restricciones sanitarias no permitirían eventos masivos para esta vendimia, aunque no descartó actividades con grupos limitados.

Actualmente se tienen viñedos en municipios como Puebla, Atlixco, Cholula, Tecuanipan, Calpan, San Felipe Teotlalcingo, Tlahuapan, San Salvador El Verde, Tecamachalco e Izúcar de Matamoros.

Los interesados en degustar el vino poblano pueden contactarse con productores a través del perfil en Instagram.