La venta de vehículos de la marca Volkswagen y Audi, cuyas plantas operan en la región Puebla-Tlaxcala, tuvieron una reducción de 3.7 por ciento durante el mes de junio de 2022. Es Volkswagen la que tiene la cifra más negativas.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INE), en el sexto mes del año se vendieron 384 unidades menos. En junio de 2022 las transnacionales vendieron 9 mil 990 vehículos ligeros y en mayo 10 mil 374.

Pese a este dato negativo en la comparativa de ventas mensual,  es importante aclarara que los número del mes de junio de 2022 son mejores a los de junio de 2021, pues reflejan un crecimiento anual de 4.1 por ciento.

El Avance de Resultados del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros de INEGI, refiere que las ventas de la marca Audi fueron 35 por ciento superiores en junio con respecto a mayo, al pasar de 813 a  1,098 unidades comercializadas.

Del mismo modo, las ventas crecieron 6.6 por ciento anual, es decir, en junio de este año se vendieron 68 unidades más que en junio de 2021, año en el que se comercializaron mil 30 vehículos ligeros.

Respecto a la marca Volkswagen de México, cuya planta se ubica en Cuautlancingo, Puebla, en junio dejó de vender 669 vehículos ligeros, lo que representa una pérdida de ritmo del 6.6 por ciento con respecto a mayo, mes en el que se vendieron 9 mil 561 unidades contra las 8 mil 892 del sexto mes de año.

Sin embargo, la ventas anuales, es decir, la comparativa de junio de 2022 con junio 2021 muestra un aumento de 3.8 por ciento. En junio de 2021 Volkswagen vendió 8 mil 562 vehículos ligeros y en junio de 2022 la cantidad de 8 mil 892, es decir, 330 más.

Las cifras a nivel nacional muestran que la venta perdió su ritmo durante junio, desacelerando su crecimiento y poniendo en amarillo el termómetro de la actividad económica de la región.