La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) solicitó la implementación de medidas cautelares a la Secretaría de Educación Pública de Tlaxcala (SEPE) y a la Escuela Normal Rural de Panotla para salvaguardar la integridad de las alumnas de nuevo ingreso, probables víctimas de agresiones durante la llamada novatada.

Al respecto, la CEDH inició un expediente de queja para investigar los hechos y emitir una recomendación al sistema educativo local para que se erradique las prácticas que atenten contra los derechos humanos de las aspirantes.

Mientras tanto, el organismo público autónomo pidió al secretario de educación, Homero Meneses y a la directora del plantel en Panotla, cumplir con las medidas cautelares para evitar que los hechos se sigan cometiendo.

Por ello, las dos autoridades educativas deberán implementar mecanismos para salvaguardar la integridad física y emocional de las estudiantes; vigilar y en caso de que haya agresiones llamar a la policía estatal y municipal para denunciar los probables actos constitutivos de delitos.

Además, la CEDH ha pedido a las autoridades identificar y dar acompañamiento a las víctimas y, sobre todo, ha pedido erradicar las novatadas por ser prácticas violentas. De no cumplir con las medidas cautelares la inobservancia se hará notar en la recomendación que emita.

ma