Dos años duró el pleito legal entre los vecinos y una mujer que decidió decorar su casa como la que aparece en la serie Los Picapiedra.

A finales de 2017 decidieron detener a Florece Fang, una empresaria y editora jubilada que decoró su casa con estructuras que existían en Piedradura. También había un letrero que decía Yabba Dabba Doo.

Aunque ella estaba muy contenta con los resultados de la decoración, sus vecinos lo vieron como una molestia. 

La batalla legal inicia cuando los vecinos tratan de impedir la obra con el supuesto de un permiso especial que Fang no tenía. Sin embargo se defendió acusando discriminación, pues es china. 

Al final Florence ganó y pudo conservar sus decorados, entre ellos estatuas de Pedro, Pablo,  Betty, y Vilma. También le pagarán 125 mil dólares por los gastos de la demanda.