El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que se mantendrán los decretos emitidos por su administración para aminorar los riesgos de la pandemia por Covid-19 en la entidad, de manera que comercios, sobre todo en el Centro Histórico de Puebla, no podrán reabrir hasta que se indique lo contrario, de hacerlo –advirtió-- habrá clausuras.

En conferencia virtual de prensa, indicó que espera que todos respeten las restricciones y mantengan las previsiones en materia de salud, esto luego de que comerciantes del Centro Histórico aseguraron que abrirían sus negocios al darse por terminada la Jornada Nacional de San Distancia.

El mandatario aseguró que habrá inspecciones y diálogo con los comerciantes para exhortarlos a que se mantengan cerrados, al tiempo aseveró que de no acatar las restricciones podrían darse clausuras.



Decretos seguirán vigentes

Asimismo, sostuvo que los decretos emitidos no tienen fecha de vigencia establecida, por lo que seguirán activos hasta que haya condiciones de control sobre el coronavirus en la entidad.

En los decretos se estableció el cierre de casinos, bares, discotecas, salones de fiestas, la venta de bebidas alcohólicas abiertas, el uso obligatorio de cubrebocas, la suspensión de venta de alimentos en establecimientos fijos, el programa "Hoy no circula", entre otros exhortos.

Barbosa Huerta refirió que si bien hay dependencias que están abiertas, éstas lo están haciendo con menos de la mitad e incluso en ocasiones con la tercera o cuarta parte de su plantilla para evitar un riesgo de transmisión, además que no hay fecha para que los trabajadores del gobierno estatal regresen a laborar en las dependencias.

“No tienen fecha, ni hay fecha para la normalización de los servicios del gobierno, ni para el regreso de los trabajadores que tienen línea de riesgo por ser sectores vulnerables ante el virus”, acotó.