El próximo 7 de agosto reabrirían las empresas no esenciales en la entidad, si continúa el nivel de contagios de COVID19 a la baja, según lo acordado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta con 75 empresarios de los sectores industrial, comercial y de servicios en una reunión virtual celebrada este lunes.

En conferencia de prensa organizada vía zoom, el mandatario insistió en que la reapertura de la economía local estará “sujeta a las condiciones” de la pandemia en el estado.

Cabe destacar que en el encuentro con los hombres de negocios no estuvieron representantes empresariales, por lo que Barbosa Huerta dijo que fueron excluidos porque “rivalizaron conmigo”; se abstuvo de abundar sobre el particular.

Antes de esa declaración, dijo que está dispuesto a dialogar con los representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de sus cámaras, como también de Coparmex y de otras organizaciones.

Sin embargo, consideró que es necesario encontrar espacio en su agenda, en vez de que estas agrupaciones lo citen a una hora específica para tener esta plática.