Después de cinco días de reportar cifras de nuevos contagios de Covid-19 por debajo de los 300 casos diarios, el gobernador Miguel Barbosa Huerta informó que se registraron 377 casos, por lo que el semáforo epidemiológico se encuentra en “un rojo infierno” y deben reforzarse las medidas sanitarias.

En conferencia de prensa virtual, indicó que en Puebla suman 21 mil 229 casos acumulados de coronavirus y 2 mil 600 fallecimientos, pues se añadieron 17 muertes.

Ante dicho repunte, el mandatario indicó que los ciudadanos deben asumir con mayor responsabilidad el uso del cubrebocas, lavado de manos y el confinamiento.

Barbosa Huerta expresó que Puebla sigue en un contagio “muy alto” y que la reactivación económica debe hacerse cuando se tengan condiciones y se garantice que no habrá un retroceso.

Al tiempo reconoció que la pandemia ha dejado una crisis económica, la cual ha impactado hasta en 18 puntos al PIB nacional.

“Sólo con unidad vamos a poder caminar en una ruta de regreso, cuando se dé la reactivación ya no tenga regreso, se debe ir adelante no hacia atrás”, expresó.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Gobernación, David Méndez Marquez, confirmó el deceso de un migrante poblano más en Estados Unidos para sumar 437 fallecimientos por Covid-19 en el extranjero.

Anunció que los restos humanos de un migrante poblano serán repatriados en los siguientes días y la urna será entregada directamente a sus familiares en Izúcar de Matamoros.