Las productoras y productores agrícolas del estado tienen asegurada la protección de sus cultivos ante contingencias naturales, ya que Puebla cuenta con un fondo monetario suficiente para cubrir la totalidad de los campos de cultivo dañados por situaciones climatológicas, subraya la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR).

Con el apoyo del gobernador Miguel Barbosa Huerta, la entidad tiene un fondo único en su tipo en el país para proteger el ingreso de las familias del campo poblano por cosechas siniestradas a causa del clima.

Así, ninguna productora o productor poblano se quedará sin indemnización durante 2020 por daños a sus cultivos, evitando así descapitalizarse y perder la oportunidad de una nueva siembra para el siguiente ciclo agrícola.

A partir de este año, en Puebla no se contrató el seguro catastrófico que se venía adquiriendo durante la última década, debido a que este resultaba un costo oneroso para el estado y se aprovechaba al mínimo. Entre 2011 y 2018, el estado de Puebla erogó más de 2 mil 30 millones de pesos en la contratación del seguro agrícola; sin embargo, en el mismo periodo, solo se utilizaron 707.2 millones de pesos para indemnizaciones.

Es decir, apenas el 34.8 por ciento de lo contratado. Bajo este esquema, el Gobierno del Estado optó por formar un fondo que cubrirá el 100 por ciento de indemnizaciones por siniestros agropecuarios, las cuales serán entregadas de manera directa y sin intermediarios a las productoras y productores afectados en menor tiempo.

En esta administración, las verificaciones de daños se hacen de manera directa en campo por personal de la Secretaría de Desarrollo Rural, con transparencia y apego a reglamento, quitando la posibilidad de cobros fuera de la ley por ingreso de expedientes, práctica recurrente en los municipios durante años pasados.

Aunado al apoyo para personas afectadas, la política de la Recuperación del Campo Poblano incluye incentivar a los productores de todas las cadenas con insumos, equipos, maquinaria, material vegetativo, acompañamiento técnico y acciones de comercialización, situación que en los últimos 10 años no se realizaba.