El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reveló que su administración investiga el posible desvío de mil millones de pesos en acciones para el saneamiento del Río Atoyac que podrían no haberse realizado en los primeros tres meses de 2018, durante la administración del entonces mandatario estatal, José Antonio Gali Fayad.

En conferencia de prensa, especificó que a principios de 2018 la administración estatal contrató servicios de dragado por 300 millones de pesos y de fumigación por más de 700 millones de pesos que podrían no haberse ejecutado.

Consideró que esas obras de limpia de ríos y de caminos son las formas que han usado distintos gobiernos para encubrir desfalcos, “nunca hacen la obra, ni aplican el dinero”.

Refirió que su administración también indaga sobre la compra de “barquitos” que es una tecnología que no es útil para limpiar el lirio acuático de la Laguna de Valsequillo.

Cabe recordar que los barcos de Gali Fayad usaban un sistema de oxidación para el saneamiento de las aguas, inyectando microburbujas de oxígeno y ozono, además de eliminar la presencia de metales pesados y residuos de materia fecal, además de que retirarían la supuesta plaga de lirio acuático que hay en la zona.

“No solamente los barcos, estamos investigando un dragado y una fumigación al Atoyac por más de mil millones de pesos que podría no haberse realizado, esas obras de limpia de ríos, de caminos son las formas como muchos gobiernos han incluido verdaderos desfalcos, nunca hacen la obra y aplican el dinero”, pronunció.