Tras la detención de Kamel Nacif Borge y su puesta en libertad bajo fianza, el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que el caso de la periodista Lydia Cacho es un asunto que agravia a Puebla y por ello su administración coadyuvará para garantizar justicia.

El mandatario poblano calificó como escandaloso el tema de trata de personas en el que se involucra al exgobernador priista, Mario Marín Torres, por lo que dijo su gobierno esta dispuesto a colaborar en las investigaciones.

“Primero decir que el tema escandaloso de trata de personas, de corrupción y de cualquier otro delito que se cometió alrededor de la relación que con el gobierno de Mario Marín tuvo con Kamel Nacif es un asunto que agravia al país y a Puebla”, expresó.

Señaló que la historia sobre Mario Marín y Kamel Nacif está incompleta, sin embargo, dijo que las afecciones que tenían por menores es real, por lo que insistió que su administración está abierta a investigar todo lo que se le denuncie.

“Las afecciones por menores es real, la conocen mucha gente que estuvo cercana al poder y el gobierno está dispuesto a investigar todo lo que se le denuncie, por eso decimos que apoyamos cualquier investigación que se realice sobre el tema”, acotó.

En otro tema, Barbosa Huerta aseguró que tiene identificados a “muchos” candidatos de Puebla vinculados con el crimen organizado, por lo que probablemente el lunes su administración presentará las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado (FGE).