La Secretaría de la Función Pública (SFP) de Puebla realiza la segunda etapa de la auditoría en los Museos del Estado, pues varios carecen de inventarios, lo que ha provocado la sustitución y pérdida de piezas.

En el marco del Día Internacional de los Museos, que se conmemora este 18 de mayo, el gobernador Miguel Barbosa Huerta, dijo que actualmente se revisan los 35 mil libros de la Biblioteca Palafoxiana, pues varios de ellos les arrancaron hojas de texto o imágenes que afectan las encuadernaciones.

LEER TAMBIÉN Colaborará INAH en investigaciones sobre saqueo y robo en museos


Indicó que cuando concluya el proceso se emitirá un dictamen sobre todo lo que se encuentre, pues ha habido un descuido en lo bienes de los museos y al no haber registros fotográficos o referencias, varias piezas han sido robadas.

Muchos no están inventariados y están expuestos a su sustitución o a su pérdida, porque no hay registro de ellos ni hay registro fotográfico, ni nada de referencias (…) está en la segunda parte del inventario”, expresó.

Las irregularidades

El pasado 23 de febrero, Barbosa Huerta anunció el inicio de una auditoría a los 21 museos del Estado, pues en una primera revisión la Secretaría de Cultura estatal encontró diversas anomalías como saqueos, falta de mantenimiento, contratos y pagos indebidos, por lo que presentaron denuncias penales ante la Fiscalía General de la República (FGR), y administrativas ante SFP estatal.

LEER ADEMÁS:  Consejeros de la Biblioteca Palafoxiana culpan a OPD Museos Puebla de saqueo

Aquella ocasión, destacó que en el Museo Internacional Barroco (MIB) detectaron un fideicomiso por 300 millones de pesos, mediante el cual se adquirieron obras de arte sobrevaluadas de una “casa de antigüedades” inexistente, como la compra de un comedor por 60 millones de pesos, pero cuyo valor real no excede los 4 millones de pesos.

Mientras que con la colaboración de un Auditor Externo, fue hallado un listado de 50 contratos que no presentaron información relevante, de acuerdo con la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos y que representaría un daño patrimonial estimado en 16.7 millones de pesos.

Entre las piezas y colecciones “sin localizar” se encuentra un sello cilíndrico prehispánico, del Museo José Luis Bello y González, que se encontraba a préstamo en el Museo Regional de Cholula y que fue sustituido por una copia.

En el Museo Taller Erasto Cortés, se detectó un Autorretrato, copia del original, que no corresponde a las medidas inventariadas, así como grabados, que en catálogo presentan una característica en su nomenclatura y en la pieza física contienen otras.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS

 Denuncian ante FGR saqueo del acervo de 21 museos en Puebla

La falsificación de piezas, el principal tema