El gobernador Miguel Barbosa Huerta consideró que no hay condiciones de salud para retomar los martes ciudadanos en Casa Aguayo, pues insistió que el estado sigue en “amarillo” en el sistema de monitoreo epidemiológico local, aunque la Federación coloque a Puebla en “verde”.

Refirió que dicha actividad se suspendió en marzo de 2020 por cuestiones de salud pública debido a la emergencia sanitaria, sin embargo las demandas y peticiones ciudadanas no han dejado de atenderse.

Señaló que será a finales de junio cuando se analice si Puebla está en “verde” o si sigue en “amarillo” para determinar cambiar o mantener las restricciones en las actividades no esenciales.

Cabe mencionar que, antes de la pandemia los ciudadanos acudían a Casa Aguayo los martes para expresar sus solicitudes o quejas de manera personal a Barbosa Huerta, quien turnaba los diversos asuntos a las dependencias correspondientes.

“La política pública que instalamos desde el primer día de gobierno de cercanía con la sociedad la hemos mantenido, nosotros, todos los integrantes del gobierno, estamos respondiendo a los planteamientos de la gente”, expresó.

Pendiente análisis sobre entrega de calzado a estudiantes

En otro tema, el titular del Ejecutivo reconoció que hasta ahora no hay una previsión presupuestal para entregar calzado gratuito a estudiantes, de cara al regreso presencial a clases en agosto próximo.

Por ello, dijo que se sigue analizando si se entregará este apoyo, pues todavía no hay un acuerdo para iniciar la licitación para adquirir el calzado.

Añadió que de realizarse, habrá licitación abierta para elegir a la empresa que cumpla con la mejor oferta.

“No es licitación para poblanos, es abierta a todos quienes se inscriban para participar en el proceso de licitación”, acotó.