El gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció que en Puebla serán liberadas las personas privadas de su libertad que se encuentran internas en centros penitenciarios estatales por delitos no graves y que llevan diez años sin ser sentenciados.

También serán liberadas las personas que con más de 65 años que padezcan enfermedades crónicas y que no hayan cometido delitos graves, tal y como el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se hará con los presos por delitos federales.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario poblano dijo que ya instruyó a Patricia Olarte Córdova, directora de la Defensoría de Oficio del gobierno del Estado, a que junto con la Dirección de Sanciones de la Secretaría de Gobernación (Segob) pidan el acceso a los expedientes del Poder Judicial para ubicar los casos que se ajusten a dicho supuesto y posteriormente la opinión de la Fiscalía General del Estado (FGE) para la liberación de detenidos.

Barbosa Huerta sentenció que su administración acatará la orientación del presidente de la República, sin embargo, no precisó si al igual que el gobierno federal las liberaciones tienen como fecha límite el próximo 15 de septiembre.

En ese contexto, refirió que desde hace un año por fines estratégicos emitió un decreto para iniciar el andamiaje legal para la preliberación de reclusos en situación de vulnerabilidad, que sigue en marcha.

Y es que, el Ejecutivo sólo inicia el procedimiento, pero la liberación depende del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y de la FGE de Puebla.

Hay que mencionar que el pasado 11 de julio, la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral informó que 29 personas habían obtenido su preliberación.