Al iniciar su tercer año como gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta señaló que sus objetivos son cumplir con el plan de trabajo que se trazó para el 2021, en el que se incluye mantener un sistema de Salud ante la pandemia de Covid-19.

En materia de educación, dijo que se trabaja en el regreso a clases para el que se necesita establecer un modelo de enseñanza híbrido; además que se debe continuar con el desarrollo del estado y la reactivación económica de todos los sectores incluyendo el campo.

Comentó que su administración seguirá pugnando por la aplicación de la Ley para que en la sociedad exista menos desigualdad; así como en seguir recuperando la paz.

Mantendré cercanía con la gente

Sostuvo que su gobierno seguirá cercano a la gente, actuando con respeto a los derechos humanos, pues dijo que cuando se ejerce el gobierno de buena fe, los errores no tienen efectos negativos

“Errores sin duda que sí, siempre debe haber más aciertos que errores, pero nada es infalible, actuar de buena fe y ajustado a la Ley es lo que tiene que hacer un gobierno, que el poder no rebase, no devore al que gobierna.

Barbosa Huerta sentenció que en los próximos tres años de administración continuará con el combate a delitos con estrategias específicas y una general para contener la comisión de ilícitos.

Comentó que la disminución de los delitos como robo a transeúnte, robo a casa habitación y vehículo se verá reflejado cuando entren las nuevas autoridades municipales, ya que impulsará una coordinación metropolitana y cercanía de las policías municipales con la sociedad.

Mientras que, en delitos de alto impacto como robo de combustibles y transporte de carga, se seguirá desarticulando bandas, pues aseguró que tienen claros los objetivos y pronto se verán nuevas acciones en esta materia.