Las acciones públicas para la localización de personas ya están en marcha y no dependen de la aprobación de la Ley de Desaparecidos que se espera realice el Congreso de Puebla el próximo 30 de agosto.

Así lo sentenció el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien reconoció que es una obligación de primer orden el contribuir con base a los protocolos aplicables en la búsqueda de personas.

Destacó que la Comisión de Búsqueda de Personas en Puebla funciona y apoya las iniciativas que hacen los familiares y amigos de personas desaparecidas para su localización, además que se han adquirido herramientas tecnológicas para dicho fin.

Barbosa Huerta reconoció que hay un “dolor y frustración enorme” para las personas cercanas de quienes no han vuelto a sus casas, por lo que les manifestó su apoyo y respeto a quienes luchan por mantener la esperanza de encontrar a un amigo, hijo o familiar.

Señaló que la Ley de Desaparecidos que apruebe el Legislativo será “la mejor”, pues consideró que contribuirán con correcciones a la iniciativa del Ejecutivo.

Respecto al Registro de Personas Fallecidas y de Fosas en Cementerios Municipales, ya que Teziutlán es el cuarto lugar del país con un mayor número de cadáveres sin identificar sepultados en fosas comunes, la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill dijo que solicitaría información sobre el tema.