Tlaxcala ocupa el penúltimo lugar en transparencia fiscal sobre la información generada durante 2020 y el primer trimestre de 2021, mientras que Puebla es la sexta entidad más transparente, revela el Índice de Transparencia y Disponibilidad de Información Fiscal de las Entidades Federativas (ITDIF) 2021, que hoy da a conocer la consultora ARegional.

El ITDIF mide la disponibilidad, actualización y calidad de la información que cada gobierno estatal está obligado a transparentar en sus portales web, como parte de un proceso de rendición de cuentas.

El ITDIF evalúa seis acciones que deben publicar: las leyes a los que está obligados, informe anual de ingresos y gastos, provisiones de servicios y atención de demandas sociales, publicación de las actividades efectivamente realizadas, indicadores de evaluación de resultados e información financiera.

De acuerdo con los resultados, el gobierno de Tlaxcala que encabezó Marco Antonio Mena Rodríguez, mantuvo un perfil opaco respecto a la información fiscal; cerró su mandato con una calificación de 46.88 por ciento de 100 puntos evaluados y ocupó el penúltimo lugar, solo después de Guerrero que obtuvo un promedio de transparencia de 34.57 por ciento.

El caso de Tlaxcala se ha mantenido en niveles reprobatorios desde 2011, al no obtener más de 70.0 puntos en los últimos 10 años, y se ha mantenido debajo del promedio nacional desde 2012, con una débil recuperación pero aún con oposición a transparentar las acciones manteniendo en el abandono sus sitios de transparencia con numerosos documentos publicados en formato imagen.

Por su parte, Puebla es una de las 10 entidades con avances en transparencia con una calificación de 94.48 por ciento de 100 puntos posibles; las entidades más transparentes son Estado de México, Querétaro, Guanajuato, Yucatán, Quintana Roo, San Luis Potosí, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Jalisco y Veracruz, entidades por arriba del 85 por ciento.