Hasta 2022 será reparada la plataforma de la Estrella de Puebla anunció el gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta al referir que se necesitan 100 millones de pesos para hacer la reparación. 

Fue hace tres meses, el 21 de julio de este año, cuando el mandatario afirmó que la rueda de observación instalada en la zona de Angelópolis se encontraba sin funcionar porque la base de madera se venció por el tiempo y falta de mantenimiento.

LEER ADEMÁS  Analiza Barbosa convertir Estrella de Puebla en atracción itinerante


En ese entonces, dijo que ya se estaba analizando si es reemplazada por una base del mismo material para que siga siendo itinerante o se construía una de concreto para dejarla fija. 



En la conferencia de esta mañana, ofrecida de manera virtual desde Casa Aguayo, descartó la posibilidad de que la atracción vuelva a operar este 2021 para ofrecer servicios a los turistas que visitan la capital con motivo de las fiestas, puentes y celebraciones decembrinas. 

Cabe mencionar que la rueda dejó de funcionar desde hace más de un año. Además, también en julio, se reportó que se robaron piezas de la Estrella, que fueron recuperadas en Izúcar de Matamoros, y este martes el gobernador, afirmó esas piezas ya fueron colocadas nuevamente. 

Desde que Barbosa arribó al gobierno de Puebla, en agosto de 2019, afirmó que la Estrella de Puebla operaba en números rojos porque eran pocos los ingresos generados por visitas.

En ese entonces explicó que la mayoría de los ingresos eran subsidiados por los gobierno de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali Fayad,  pues se llevaba de paseo a quienes asistían a congreso o convenciones.

Es necesario recordar que la Estrella de Puebla tuvo un costo de 400 millones de pesos, 200 millones de pesos para la compra de la rueda y 200 millones para el resto de las adecuaciones de la zona, y que fue adquirida por el ex gobernador, Moreno Valle Rosas. La inauguración se realizó el 22 de julio de 2013.

La rueda es el modelo R80XL de la marca alemana Maurer German Wheels GmbH, tiene una altura de 80 metros, y cuenta con 54 góndolas con una capacidad de ocho pasajeros cada una.

También recibió una acreditación del récord Guinness como la rueda de observación portátil más grande del mundo.