El número de migrantes detenidos por el Instituto Nacional de Migración (INM) en Puebla y Tlaxcala, aumentó de 148 a dos mil 118, entre 2020 y 2021, lo que revela mil 331 por ciento en sólo un año, revela el informe “Vidas en contención: privación de la libertad y violación de derechos humanos en estaciones migratorias de Puebla y Tlaxcala, 2020-2021”.

En los primeros dos años de la pandemia, los investigadores de la Universidad Iberoamericana de Puebla y del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, documentaron 2 mil 266 menores de edad detenidos por las delegaciones estatales del INM: mil 207 en Puebla y mil 59 en Tlaxcala.

Sin embargo, las cifras muestran un incremento de menores de edad migrantes: en 2020 Puebla reportó 128 detenidos en las estaciones migratorias y mil 79 durante 2021, lo que significa que tanto las detenciones como el número de menores migrantes creció 742.9 por ciento en un año.


TE PODRÍA INTERESAR: Extorsión, robo, discrminación..., acusan migrantes en estaciones de INM en Puebla y Tlaxcala

En Tlaxcala, este aumento fue de 5 mil 95 por ciento, al pasar de 20 detenciones documentadas durante 2020 a mil 39 en 2021, superando las cifras registradas desde 2014.

Pese a su edad o condición vulnerable, los derechos de los niños, niñas y adolescentes detenidos en las estaciones migratorias, también son vulnerados, sobre todo los derechos a la protección de la vida familiar, a la preservación de la unidad familiar, a la no discriminación y a la protección de la vida y la seguridad jurídica.

El informe menciona el caso de una niña de 11 años separada durante dos meses de su padre detenido en Puebla y alojada sola en el Polideportivo Xonaca, con seis días sin bañarse; el padre fue golpeado por compañeros de celda porque el guardia de la estación migratoria les dijo que había intentado violar a su hija.

Se documentó el caso de otro menor que fue tratado como adulto para acceder a los servicios sanitarios en la estación migratoria de Puebla; en Tlaxcala mujeres haitianas revelaron que querían quitarse la vida en las estaciones pero no lo hicieron por sus hijos menores o el obstáculo para registrar los apellidos de los hijos de mujer mexicana y migrante y la falta de leche y pañales para los menores de edad, con al menos cinco días sin comer.

Además, se documentó la falta de servicios sanitarios y médicos para las mujeres embarazadas en Puebla y Tlaxcala, y falta de perspectiva sobre el interés superior de la niñez respecto a migrantes menores no acompañados. Los académicos señalan que lo anterior viola las convenciones firmadas por México sobre los Derechos del Niño y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos.

ADEMÁS: Por choque, hallan a 38 indocumentados en la caja de un tráiler en la Puebla-Orizaba Entre los migrantes, había ocho menores de edad El tránsito vehicular en la zona, específicamente en dirección a Puebla, se detuvo y fue lento por varias horas