La consultora ARegional concluyó que es deficiente el nivel de transparencia sobre el gasto público ejercido en materia salud durante 2021 en Puebla.

En una escala de 0 a 100, en la cual cero es “transparencia nula” y 100 “altamente transparente”, el gobierno de Puebla obtuvo una calificación de 46.10 puntos.

Tlaxcala aprobó de panzazo, aunque es suficiente su nivel de transparencia sobre el gasto en salud durante el segundo año de la pandemia y la alternancia política.

De acuerdo con esta organismo, con base en la misma escala, la entidad tlaxcalteca promedió 79.90 puntos, que la colocan como la sexta entidad más transparente; pero aún lejos de las entidades menos opacas con más de 80 puntos.

El Índice de Transparencia del Gasto en Salud de las Entidades Federativas (ITGSEF) 2022, analizó la información publicada en los portales de transparencia del sector salud, los ingresos que reciben, las compras que realizan, los reportes financieros, las obras realizadas con dinero público y la información histórica según los criterios y obligaciones de transparencia.

El promedio nacional de transparencia fue de 51.78, solo cinco entidades tuvieron niveles óptimos: Guanajuato, Hidalgo, Sinaloa, Quintana Roo y Jalisco; solo dos con nivel suficiente: Tlaxcala y Zacatecas, y el resto con niveles deficientes de transparencia, Puebla ocupó la posición 16 en el ranking nacional.

De hecho, Puebla es la entidad que más puntos perdió entre 2020 y 2021; según el reporte perdió 22.81 puntos y descendió nueve lugares en apenas un año marcado por la pandemia, mientras que Tlaxcala mejoró en la clasificación y publicación de la información.

Aregional además evaluó la calidad de los datos según el criterio de transparencia proactiva que obliga a los gobiernos estatales a presentar información fiscal y financiera clara, limpia, detallada y accesible.

Durante la presentación, los especialistas señalaron que el gasto en salud durante la pandemia no solo reveló las deficiencias de los mecanismos de transparencia, sino el modo poco claro de gastar el recurso público en los estados.