En el marco del 490 aniversario de la fundación de la ciudad, activistas llamaron a las autoridades a trabajar en la recuperación del Río San Francisco, que fue parte importante de Puebla en sus orígenes y hoy está oculto y contaminado.


A la altura del circuito Juan Pablo II, justo donde se encuentra una descarga de las aguas residuales, de lo que fue el río San Francisco, los representantes de colectivos realizaron pronunciamientos para pedir a los gobiernos que trabajen en el rescate del afluente.


El ambientalista, Héctor Cortés Hernández señaló que se han invertido más de 5 mil millones de pesos en el saneamiento de la cuenca del alto Atoyac de forma infructuosa, ya que el problema de contaminación abarca desde San Martín Texmelucan hasta Valsequillo.

problema es que este río no se ve, no se percibe porque está bajo el boulevard 5 de mayo, entonces existe el problema pero existe bajo tierra. La circunstancia aquí es que este lugar debería ser una fiesta porque hoy Puebla cumple 490 años y este es el lugar en el que se fundó la ciudad"


Señaló que la aspiración de varios colectivos es que el río vuelva a formar parte de la urbe, puesto que los países en donde se ha apostado por desenterrar los ríos han tenido beneficios no sólo a nivel de paisaje urbano, sino en materia de reconstrucción del tejido social.

Explicó que en 1964 el entubamiento del río San Francisco costó 95 millones de pesos y aunque en la actualidad se requeriría de una magna inversión y del trabajo de un grupo interdisciplinario para desentubarlo, bien vale la pena por los beneficios que tendría Puebla.